viernes, 4 de mayo de 2012

Carta a quien escribe


Tu pobre ser sin sentido, triste e ido, mal pagado, mal comido:
Tu desaliñado soñador sabes que sin mi no eres nada, sabes que estas desarmado si no me tienes contigo, te quedas solo…Sin poder expresar lo que sientes, sin poder corregirlo, sin poder apreciarlo, embellecerlo, palparlo, plasmarlo, amarlo.
Me dirijo a ti que tengo que soportar las mas incoherentes y torpes ideas,  que tengo que soportar que no siempre me toques delicada y amorosamente, que te cuesta trabajo adaptarte a mis formas y me lastimas cada que te frustras y no sabes que decir o que hacer, a ti que a veces soy contigo creadora de tonterías, de sueños vagos y anhelos perdidos.
Que culpa tengo yo de lo que te ha pasado, de lo que te persigue, de lo que tu persigues, te atormenta o piensas, que culpa tengo yo de que no digas bien las cosas, no me tortures mas diciendo cosas vacías y dejándome al parecer por siempre.
Pero no siempre es tu culpa, hay veces que en cuanto me tocas vuelves a la realidad, te arrebato la inspiración y las cosas no salen como querías, dejo de ayudarte y duermo deteniendo tu corta o extensa fluidez, me pierdo en lugares inimaginables y pasas toda la noche buscándome, gritando y maldiciéndome hasta que aparezco y no te queda de otra mas que tomarme, calmarte y seguir intentando, porque así es nuestra relación, siempre hay que estar intentando, empezando de nuevo, armando historias nuevas, olvidando las viejas, soportar las burlas, la indiferencia, las malas criticas, agradecer los elogios la suerte que nos desean y las criticas para que podamos mejorar.
Y estoy dispuesta a seguir contigo en todo este subir y bajar, ir y venir, quiero atrapar las ideas cuando lluevan contigo y quiero frustrarme y quebrarme cuando sea tanto el sentimiento que me tengas que dejar y hasta abandonar un día, dos , tres hasta que decidas hacerme tuya de nuevo, estoy dispuesta a todo esto siempre y cuando hagamos arte, embellezcamos este agitado y retrograda mundo, siempre y cuando digas cosas para ayudar y para sanar corazones enfermos, violentos,  amargados y abandonados, quiero que intentemos hasta lograr eso que buscas y llegue hasta tus seres queridos,  contagie a los demás en fin, quiero escribir contigo hasta el final.
     
                                                                                             Firma: La bella y fuerte pluma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada