domingo, 22 de abril de 2012

Prohibido prohibir parte: III y IV


Parte III
¡Si esta noche promete mucho!, le dije por celular a mi amiga, estaba en el baño poniéndome mas lipstick, acomodándome el vestido, perfumándome y checar que mis pompis y mis senos se vieran geniales, mi amiga no quiso venir porque en este bar venden mucho mas que alcohol y ella no consume drogas, es una chica buena pero algo temerosa, así que platico con ella sobre como  esta aquí el ambiente.
Salgo del baño y siento la mirada de muchos hombres sobre mi, no es que sea la mas buenota de aquí si no que hoy sinceramente me veo sexy, y veo coqueta a algunos para observar su reacción, regreso a la barra y veo que en ves de la pareja que estaba a mi lado hace unos minutos estaban dos chicos fumando y hablando de la música actual, están bien pero me hago la que los ignoro, tomo directamente de la botella de vodka porque se que eso les impresiona a los hombres y uno de ellos me dice burlón, tranquila esto cierra hasta las 5 apenas son las 12 no quieres platicar y compartir esa botella, volteo y era el mas guapo asi que le dije que me parecía bien, le ofresco al otro tipo que estaba mas serio y solo me dijo: No tomo vodka gracias, pediré un whiskey uds disfruten su botella.
Y asi lo hicimos pero después de 30 min de platicar con ellos dos veo que el mas guapo es el mas idiota, bailábamos y trataba de tocarme  ni si quiera lo hacia bien, asi que lo deje bailando con otra chica me sente en la barra donde estaba su amigo, seguía fumando y con su whiskey.
Tu amigo ya esta muy enfiestado para mi gusto le dije, el sonrio y dijo: “asi es y todavía le falta, pero ya me aburri estaba diciéndole que siguiéramos en su departamento pero no quiere largarse sin ti” Obviamente no me iba a ir con aquel tipo ebrio y al volante y me respondio: “Nos vamos tu y yo en mi coche y el se las arregla en el suyo con su nueva amiga” di la vuelta y lo vi besándose con una chica, su amigo solo sonreía y seguía fumando, parecía que su cigarrillo era eterno, lo pensé y al final acepte ir con ellos.
Ya en el auto platique con el chavo y era bastante interesante, divertido y muy directo, su actitud y el alcohol me éxito asi que empese a poner una mano entre mis piernas y empeze a hecharle indirectas el solo me dijo: Relajate lo divertido empieza rato ya veras. Y volvió a sonreir, hubo un silencio peor no fue incomodo, después puse un disco, teníamos los mismos gustos musicales, y como no aguantaba ya empece a acercar mi bolso mas entre mis piernas y a apretarlo, puse mi mano en su pierna derecha y la fui subiendo, el solo manejaba y sonreía.
No me importaba no llegar a casa esa noche, mi amiga hacia alguna tarea y será mejor no distraerla, solo espero no empieze de paranoica y me llame en plena acción.
Llegamos al departamento del chico enfiestado y casi a los diez minutos preparo algo de heroína se la inyecto el y su acompañante, yo no acepte y su amigo preferio abstenerse paso una media hora y me aburri asi que me acerque al chico y susurre en su oreja: ¿a que hora empieza lo divertido? Meti suavemente mi lengua en su oreja el se levanto y me llevo a su apartamento, ahora si empezaba lo interesante...

Parte IV
Llevo una semana alimentándome con atún y agua de la llave, pero ya vendrán tiempos mejores, no es que no tenga dinero, es que se acaba en cigarrillos, alcohol, algunas veces drogas y la jodida gasolina.
Me alisto para una fiesta, voy podría decirse de colado, soy el amigo del primo del sobrino de alguien que conoce al invitado, o algo así tendré que inventarme para poder entrar a aquella prestigiosa reunión.
Llego en mi coche y parezco un vagabundo entre tanto mustang, BMW, Mercedes y carros así, lo estaciono lejos para que no vean mi Tsuru 2000 con bastantes choques, no por pena si no porque seria obvio que no estoy invitado.
¿Entonces que hago allí? Hace poco Marcos y yo le compramos pastillas al anfitrión de la fiesta y no acepto efectivo, dijo que tenia que ser un deposito, hicimos el cochino deposito y a la mera hora dijo que no habíamos pagado y nos golpearon en esa maldita casa que es mas bien mansión, así que esto era nuestra venganza, como ubicaba mas a Marcos el no entraría, estaría esperando en el coche por si teníamos que huir, y yo aprovechando que su hermana me había coqueteado las veces que la vi iba a hacer que ella me ayudara.
Entrar no fue difícil su hermana estaba platicando con una amigas afueras, no esta de mas decir que todas guapísimas pero ella mucho mas que todas, le pregunte si quería que la acompañara esa noche y acepto, entre a la casa evitando ver al anfitrión y que me viera, llegamos al cuarto de aquella niña rica y paso lo que tenia que pasar, le quite su caro vestido y rompi sus finas medias, después de una hora me escabullí al estudio donde estaban guardadas las pastillas, tome el doble de lo que habíamos comprado y como remate el video de lo que le había hecho a su hermana hace unos minutos, me justifico inútilmente diciendo que ella accedió a ser grabada, pero jamás le dije que se lo mostraría a su hermano. Me lleve dos botellas de whiskey un reloj de bolsillo una pluma Mont Blanc y un zippo con un diseño bastante mono.
Salí de la fiesta de la mano de aquella inocente niña rica, pero su hermano estaba fuera también platicando con un amigo en la puerta de un coche, apresure el paso para que no me viera pero era tarde, me había reconocido así que seguí mis impulsos y le estrelle una botella en la cabeza.
Aquel imbécil cayo al piso y todos gritaron, dos guardias comenzaron a perseguirme y yo corrí calle abajo con una mercancía peligrosísima en mi mochila una botella aquella pluma y el encendedor, el muy idiota de marcos no estaba, así que corrí mas y mas, cuando creía  que los había perdido salían corriendo por la esquina, casi me atropellan tres veces, tenia que salir de ese lugar de alguna forma hasta que unas 5 calles después, cuando me estaba dando por vencido vi que una chica salía enojada de una casa y me vio y sonrió, entonces corrí la bese y me metí en su coche sin preguntar, los guardias pasaron de largo y no me vieron de tras de esos cristales polarizados, la chica algo asustado me pregunto la volví a besar y e salí del coche pero antes de irme me grito: “Ey robín Hood mejor te llevo” y se recogió un poco el vestido.
Estaba salvado por milésima ves por una mujer, en mi casa le compartí de aquellas pastillas y después no recuerdo mucho, solo que se molesto un poco porque no quise acceder a todos sus filicos deseos, no quise orinar ni ser orinado entre muchas otras cosas no estaba de humor, supongo que se fue por eso pero que bueno que lavo los trastes y que bueno que lavo el baño después de vomitarlo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada